lunes

De Santos y Reliquias: el arte momificado de Sharon Kopriva

Buenas noches niños,

hoy os traigo a una de mis artistas favoritas, Sharon Kopriva, para que amenice vuestros sueños con su oscuro imaginario.



Sharon nace el 11 de febrero de 1948 en Texas, sus piezas más mediáticas han sido siempre sus esculturas (realizadas con técnica mixta), que logran transportarnos con un escalofrío hasta las profundidades de las catacumbas de los monjes capuchinos de Palermo, una de sus grandes inspiraciones.

Detalle de obra.
Catacumbas Capuccinas Palermo
Cuesta imaginarse a esta artista paseando ávidamente por estos túneles de muerte examinando las posibilidades artísticas de las antiguos cadáveres sicilianos....

También podemos apreciar a simple vista la importancia de la simbología religiosa que emanan sus obras.

 Tal vez, para los espectadores menos familiarizados con el curriculum artístico de Kopriva (como un día fue mi caso) estas piezas puedan trasmitir de forma equívoca un  sentimiento de crítica hacia la religión católica, a lo "caduco" de alguna de sus doctrinas, pero nada mas lejos de la realidad. A través de su arte, Kopriva busca trasmitir lo puro de su fe, trasmitir esa interrelación entre la naturaleza, las ramas secas y ese aspecto amaderado, fósil de sus esculturas antropomórficas.





Esa idea de reliquia, está presente en todas sus esculturas y es fácilmente malinterpretada. También su viaje a Perú, realizado en 1982 la marcó con una serie de influencias fácilmente apreciables a nivel estético; las momias perfectamente conservadas que pudo contemplar en esta tierra (como las que podemos ver en las imágenes superiores, procedentes de la civilización Chachapoyas)  se la quedarían para siempre grabadas en el cerebro.


Espero que os haya parecido entretenido mis niños, y para aquellos que se hayan quedado con ganas de añadir a una de estas momias a su colección os recomiendo que le echéis un vistazo a Muisak, nuestra réplica de cabeza reducida con pelo natural.... tan sólo son 8€.



Hasta la próxima queridos,

Marguerite B. Malèvre